Inicio de sesión

¡Firmen el comunicado!

 

Guatemala, 3 de Mayo del 2013

 

En cuatro Municipios de Jalapa y Santa Rosa las cosas están mal. El Gobierno ha decretado un Estado de Sitio que durará cuando menos un mes. Esto significa que, por ejemplo, no habrá reuniones de más de tres ciudadanos. Si son cuatro los que se reúnen, pueden ser tomados presos, sin que medie ninguna orden judicial. Queda prohibida la portación de cualquier cosa considerada un arma, so pena de captura y cárcel. Es ilícito moverse sin papeles, porque no portar documento de identificación es pecado, con pena de cárcel. La situación está, como decíamos, mal, malísima.

 

Ayer fueron desplegados 8.500 efectivos militares, quienes, luego de su trabajo, reportan 16 prisioneros. Se trata de 16 ciudadanos, los cuales son privados de toda libertad. Ayer fueron realizados impunemente 53 allanamientos. Se trata de 53 viviendas que fueron, en la práctica, sometidas a cateo profundo por parte de las autoridades, simplemente porque sí. En síntesis, se vive una situación sumamente difícil.

 

Este es el segundo Estado de Sitio que decretan las autoridades gubernamentales. Al parecer, ya se les olvidaron las nefastas consecuencias que se derivaron del primero, en Santa Cruz Barillas.

 

Por lo tanto, para evitar que este nuevo desmán genere costos mayores, solicitamos su contribución voluntaria. Firmemos, todos y todas, una carta al Presidente de la República y enviémosla, sin más, a la siguiente dirección y con el siguiente texto:

 

Otto Pérez Molina

Presidente de la República de Guatemala

Sus Manos

 

Estimado Señor:

Permítanos, ante todo, expresarle nuestro saludo.

 

Nos dirigimos a Usted, en primera instancia, para solicitarle se sirva deponer el Estado de Sitio que su Gobierno ha decretado sobre los Municipios de Jalapa, Mataquescuintla, San Rafael Las Flores y Casillas.

Hasta el momento nunca, en la historia, un Estado de Sitio ha servido a los altos propósitos de la Paz y la resolución de conflictos. Por el contrario, solamente han dado vuelo a las aspiraciones guerreristas de grupos de la derecha.

 

Hasta el momento nunca, en la historia, un Estado de Sitio ha sido útil para alcanzar mejores niveles de desarrollo. Por el contrario, sólo han servido para contribuir a incrementar los estados de subdesarrollo.

 

Hasta el momento nunca, en la historia, un Estado de Sitio ha contribuido, ni en un ápice, a elevar la justicia. Por el contrario, han sido empleados como arma para perpetuar las injusticias e inequidades de todo tipo.

        

Hasta el momento nunca, en la historia, un Estado de Sitio ha realizado su aporte para combatir el hambre. Por el contrario, han servido, más bien, para que se patententicen las huellas de la hambruna y de la muerte.

 

Este es el segundo Estado de Sitio que decreta su Gobierno. Ya va siendo hora de que se haga la luz y que así, por fin, cesen ustedes en sus prácticas, para beneficio del pueblo guatemalteco.

        

         Sin otro particular, nos suscribimos de Usted, atentamente,

 

                            Firma

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bien sabemos que una carta así no se basta para enfrentar las balas. Una carta como ésta serviría, eso sí, para decirle al Presidente que, entre otras cosas, su gestión está siendo evaluada y que, como tal, pasará a la historia.

 

La Lucha Sigue