Inicio de sesión

Ante el trafico de influencias en el INACIF

 

Que la impunidad y el tráfico de influencias claman, con fuerza, por el retorno de la represión y la continuidad de la impunidad en el país.

 

¿Qué oscuros objetivos motivan la ofensiva que desarrollan los grandes empresarios desde el seno de las instituciones del estado?

¡Violentan el derecho a la igualdad y a la justicia social¡

 

A la opinión pública nacional e internacional y al pueblo de Guatemala en general, el Frente Nacional de Lucha hace saber:

 

Que dadas las anomalías,  el  tráfico de influencias, la coacción a los trabajadores del INACIF, la falta de objetividad y eficiencia, el  manipuleo de las investigaciones por algunos funcionarios  del  Instituto  Nacional de Ciencia de la Investigación Forense INACIF y en particular la señora directora Miriam Ovalle.

 

Un ejemplo muy claro de la denuncia antes mencionada es el caso Siekavizza, ya que en el desarrollo del mismo se ha hecho palpable la incapacidad y el tráfico de influencias además de la represión en contra de los trabajadores  que en el INACIF se manifiesta, a tal grado que la fiscalía que conoce el caso, realizo la petición a la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) para que  realizara un segundo peritaje de varios indicios que fueron encontrados en la casa donde vivía Cristina Siekavizza con Roberto Barreda; el Ministerio Público (MP) quiere corroborar si existe sangre en el lugar, ya que sospecha que las pruebas efectuadas por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) no son confiables. Según publicación de Siglo 21 de fecha 23 de Junio de 2012.

 

La cual reza de la siguiente manera: “Contradicciones: Informes del Inacif revelan que en ninguno de los objetos descritos existen rastros de sangre. Sin embargo, la sospecha de que las pruebas no son confiables, se hizo evidente cuando ex empleados de la institución revelaron que estas nunca se realizaron, aunque se les dio la orden de informar que los resultados eran negativos.”

De acuerdo con la información, el encargado de asignar los casos a los peritos, se dio cuenta de las anomalías y presentó una denuncia contra Miriam Ovalle de Monroy, directora de Inacif, en el Tribunal de Honor, del Colegio de Farmacéuticos de Guatemala.

 

Y si en casos de gran trascendencia en los medios de comunicación, el INACIF no ha hecho más que mostrar a clara luz su incapacidad de aportar pruebas que puedan favorecer en el esclarecimiento de los casos, cuanto más en los menos conocidos, de los cuales pudiéramos resaltar el de Rosemary González Chajon, Ovidio Ortiz Cajas dirigente sindical del SNTSG-FNL o el de cientos de guatemaltecos y guatemaltecas que han sido víctimas de la violencia y el crimen organizado.

 

POR LO TANTO

 

Ante los desastrosos resultados de numerosos estudios realizados al funcionamiento del INACIF, han dado como resultado lo mismo: El escaso nivel de cooperación interinstitucional, la falta de entendimiento sobre la objetividad forense, la inestabilidad laboral  y otros problemas que  inciden directamente en el mal funcionamiento del sistema de justicia, confundiendo la autonomía de la institución con secretividad.

 

EXIGIMOS

 

Justicia pronta y cumplida con todas las víctimas, del caso Siekavizza y de nuestro compañero Ovidio Ortiz Cajas asesinado vilmente  y hasta fecha  no hay justicia. Ya que la máxima expresión del ser humano y de las victimas es la “vida” por lo tanto no tiene precio.

Es de sentimientos, de dolor y de tristeza,  de padres e hijos, de hijos abuelos, de familias que sufrimos a causa del  crimen organizado y la violencia. Y ahora nos toca sufrir a causa de la impunidad y el tráfico de influencias.

 

Al Consejo Directivo del INACIF que retire de la lista de aspirantes a director de INACIF a la Señora Miriam Ovalle de Monroy ya que carece de objetividad y eficiencia.

 

Al Ministerio Publico a que esclarezca las denuncias en contra de la directora actual del INACIF, e informe al pueblo. Dando resultados responsables sobre las denuncias realizadas.