Inicio de sesión

Captura de cuatro compañeros del Frente Nacional de Lucha en la Aldea Pataxte, El Estor, Izabal.

Organizaciones: 

 

A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL, A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y AL PUEBLO DE GUATEMALA EN GENERAL

El Frente Nacional de Lucha por la Defensa de la Libertad Sindical, los Servicios Públicos y los Recursos Naturales, hace saber:

Captura de cuatro compañeros del Frente Nacional de Lucha en la Aldea Pataxte, El Estor, Izabal.

El día viernes 21 del presente mes, miembros de la Fuerzas Combinadas, a eso de las 4 de la mañana, rodearon la Aldea El Pataxte, ubicada en el lado sur del municipio del Estor, a las orillas del Lago de Izabal, con la intención de EJECUTAR UNA ORDEN DE DESALOJO, la cual no mostraron en ningún momento, esperaron las 5:30 de la mañana, entraron directamente a capturar a Salvador Yat García y  Alfredo Ical.  Ambos dirigentes del Frente Nacional de Lucha. También a los  compañeros  Arturo Caal Caal, Colaborador Voluntario de la Malaria y Federico Cuc Can, Dirigente Comunitario.
 

Los líderes fueron sacados con la fuerza de sus casas con orden no sabemos de quien, Salvador Yat García fue lastimado,  luego los metieron a la Unidad de la Patrulla y se fueron de la Comunidad sin ejecutar desalojo, como a la hora y media dejaron libres a los compañeros comunitarios, claro,  después de sentenciarlos para ir a traer más refuerzos, para proceder con el desalojo y destrucción de sus viviendas.

Ante esta intimidación a nuestra etnia maya Queqchi, DECLARAMOS NON GRATA la presencia de esta empresa que contamina el medio ambiente y se quiere hacer dueña de las reservas nacionales que pertenecen al Estado de Guatemala, nosotros como Indígenas estamos acostumbrados a vivir humildemente ya que fueron herencias de nuestros ancestros y estos oligarcas propietarios de estas empresas piensan que nos dominaran; por el momento procederemos a cerrar pasos para que la empresa no trabaje normalmente y se vaya de la región si no llegamos a un acuerdo en que ambas partes nos podamos entender.

Ante lo cual

Las autoridades que hoy nos gobiernan y  han bregado también por los caminos de la Inteligencia Militar. Esto nos da la pauta para asegurar que los funcionarios conocen el estado y los parámetros de la seguridad en Guatemala pero principalmente de la fuerza policial de la cual, ahora son jefes.

No puedo imaginar por qué conociendo durante tantos años el proceder de jefes, subjefes y agentes policiales y después de ofrecer Mano Dura y seguridad a la sufrida población las cosas sigan igual o peor que antes. Las autoridades se han llenado la boca afirmando que la tasa de homicidios ha disminuido: de 3, 700 el año pasado a 3, 400 hasta lo que va este año (en el mismo período de tiempo) creo que no es halagador ni satisfactorio de acuerdo a su política de Mano Dura a la delincuencia.

Sin embargo la respuesta la sabemos todos: LA MAFIA POLICIAL. Desde tiempos inmemoriales las fuerzas de seguridad han tenido el permiso y salvoconducto para hacer lo que quieran. Los peores años, los gobiernos militares. Cuando un ciudadano ve una patrulla policial no siente alivio, siente miedo y temor. Estos agentes que viajan por toda la ciudad sin respetar zonas de acción ni cuadrantes, son verdaderos delincuentes que nada tienen que envidiar de mareros y crimen organizado.

Recordamos la patrulla que secuestró a una chica originaria del oriente del país cuando salía de una discoteca de la zona 10, por cierto, ebria. La subieron a la patrulla y la llevaron a un hotel de mala muerte de la zona 5 y la violaron. Lo inaudito del caso es que para pagar el cuarto del hotel utilizaron el celular que los mismos agentes le robaron. Pero lo interesante de este caso es que el principal agente violador es un patojo de 22 años, recién egresado de la Academia de la Policía Nacional Civil, con dos años de servicio. Qué calidad de agente será este patojo cuando llegue a Comisario a los cuarenta años de edad. El otro caso es la auto patrulla que detuvo a un ladrón y después de despojarlo de lo que había robado lo dejaron libre. Estos agentes se aprendieron muy bien aquel dicho que dice: “Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón”.

Pero estos dos casos no son aislados, ha ocurrido cientos, tal vez miles de experiencias similares, pero los afectados tienen temor de hacer la denuncia porque están en manos de verdaderos mafiosos. De todos es sabido que el 80 o 90% de los comisarios de las comisarías regadas en todo el territorio nacional les dan un orden a sus agentes: “Patojos ya saben cuánto tienen que traer porque les tengo que pasar a los de arriba”. Y esto es de todos los días.

Recordemos a aquellos policías que mataron a los diputados salvadoreños y que luego los mataron en la cárcel “El Boquerón” para que no hablaran y entregaran los nombres de quienes les ordenaron cometer esta masacre. En la mafia policial hay jefes, subjefes y agentes que ejecutan acciones de asesinos, extorsionadores, violadores, asaltantes, encubridores, vendedores de información, infiltrados y todo lo que podamos imaginar sobre todos los delitos existentes y por existir.

La única solución viable para resolver este problema y acabar con la mafia policial es disolver en su totalidad la PNC y se establece una verdadera Academia de la Policía Nacional, con personal que verdaderamente cumpla con su fundamental papel que es la seguridad ciudadana. Mientras no se tome esta trascendental decisión, así como estamos seguiremos POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS ¡AMÉN!

POR LO TANTO

Exigimos a las autoridades tomar cartas en el asunto y dar una solución viable al problema en cuestión, NO MAS IMPUNIDAD.

Resolver el conflicto por tierras, entre los campesinos de la Aldea El Pataxte y la Compañía Aceitera de don Juan Maegly, ya que al final de cuentas las tierras por las que están peleando son propiedad del Estado de Guatemala.

Que los agentes responsables de allanar ilegalmente las casas de los compañeros, luego ser participes de una retención ilegal, secuestro y no se cuantos delitos mas, SEHAN ENCARCELADOS